Reseña del libro: La ratonera

Molly y Giles Davis se disponen a abrir las puertas de su peculiar herencia de estilo victoriano, la aislada mansión Monkswell Manor, alejada del pueblo y situada en un paraje rural típicamente inglés. La joven pareja, ensimismados ambos todavía por su matrimonio prácticamente recién estrenado, emprenden con ilusión y ahínco un prometedor negocio que esperan les sea fructífero; una casa de huéspedes tras las antiguas y, también, siniestras paredes que encubren esta lúgubre mansión. Mientras los primeros y un tanto extravagantes y excéntricos huéspedes van haciendo, paulatinamente, acto de presencia en la casa; las alarmantes noticias llegan apenas en un soplo desde Londres, y el clima, extremadamente adverso, empeora y se cierne sin remisión alguna sobre el concurrido lugar, que acaba envuelto en medio de una turbulenta ventisca de tinte impregnado de blanco por todos sus rincones. A partir de entonces, todo comienza a ser caótico, los habitantes de la casa se transforman, de modo que ya nadie conoce a nadie y todos desconfían de los demás, convirtiendo el ambiente en un aire turbio e irrespirable y con el apremiante temor detrás de la nuca de cada cual, hasta que la impactante resolución, absolutamente inesperada, desenrosca con sumo cuidado la enrevesada trama que pronuncia el sorprendente e inaudito desenlace final, en este complejo ovillo zurcido con la máscara de las falsas apariencias.

“La ratonera” nos conduce, sigilosamente, a través de una terrible atmósfera que inquieta a cada instante transcurrido. Nos canta melódicamente las claves de un misterio que va cambiando y royendo la línea de suspense con suspicaces palabras. La autora, con un lenguaje claro y conciso y una prosa detallista, meticulosa y que termina atrapándonos, nos presenta un espacio característico en medio de la nada, donde va introduciendo, con sutileza, a sus extraños protagonistas, atemorizados ante unos sucesos que solo pueden dejar un amplio reguero escalofriante a su paso. Agatha Christie está considerada una de las voces más influyentes del género policíaco; innegablemente, la escritora británica sigue constituyendo hoy, las firmes bases que la encumbran y la coronan como la indiscutible reina de la narrativa clásica de intriga e investigación criminal.

*Autora: Raquel Victoria

Comentarios