Reseña del libro: Tacones y muñecas

Paloma, su hermana Iris, sus padres, su abuela; Alba, los padres de Alba; doña Angelines, su hija Laura y su nieta Isabel son los personajes destacados de una narración que entrecruza sus vidas y teje una historia apasionada y apasionante porque su autora, Ángela Labordeta, aborda sentimientos y secretos con notable habilidad y sumerge al lector en un mundo de intimidades que se van descubriendo gracias a pequeños y relevantes detalles.

Tacones y muñecas habla de un tiempo de ruptura y de cambios, de cuando se deja de ser niño y la etapa adulta está a punto de comenzar sin que sepamos cómo afrontar lo que ha de venir, porque la vida carece de prospecto y todos vamos improvisando sobre la marcha.

Ángela Labordeta escribe con una cadencia seca y plena de dinamismo. Nos mueve por el tiempo y enciende luces que ilustran enigmas ocultos que dan sentido al presente y colocan en su lugar las piezas de un puzle que se compone poco a poco, sin prisa, para dejar al descubierto unas parcelas privadas que nos resultan familiares, porque pueden ser retazos de cualquiera de nuestras vidas.


*Reseña: María Dubón

Comentarios