Reseña del libro: El refugio de las golondrinas


Cada cual va buscando su propio refugio en los diminutos huecos que se cuelan entre las interminables horas de la rutina diaria. Desde el centro de la plaza, largas cintas van enredándose en lazos invisibles que van uniendo lentamente a todos sus vecinos.
Sus casas les aíslan completamente y sus paredes van cayendo sobre ellos como un muro de soledad, sin embargo el retrato final que conlleva el día a día de los moradores de este lugar, diverge en distintas direcciones porque cada personaje elige su particular calle que desembocará en sitios inesperados que guardan sin saberlo entre sus ilusiones renovadas. Algunos lo harán saltando alto para surcar los vientos y otros dejarán que la suave brisa simplemente les roce, pero todos ellos saborearán los pequeños momentos que cambian y enriquecen sus vidas.
 
*Reseña: Raquel Victoria

Comentarios