Reseña del libro: Un viaje de novios

La autora nos introduce en la sociedad de mitad del siglo XIX. En una ciudad de provincias como es León y en Castilla, cuna de las más ancestras costumbres y moralidad donde la mujer está limitada a ser un mero objeto de adorno y sólo proporcionándole en cuanto a cultura y educación ligeros conocimientos de música, costura… muy limitada a mujeres de la alta y media sociedad. Ellas sólo pueden moverse al amparo  del padre  y hermanos cuando son  solteras y de su marido cuando se casan.
La autora rompe con esas normas porque aunque es de familia noble desde su más tierna infancia ya se niega a recibir clases de música y piano, que es a lo que podían aspirar en esa época las mujeres de su clase. Su pasión era la lectura sobre todo de los clásicos.
En el libro de Un viaje de novios, la autora describe con gran belleza literaria y realismo, desde el comienzo, las situaciones que se suceden. Destaco el comienzo con el espejo que muestra a la hora de explicar el ambiente que rodea a los novios protagonistas, en la estación de ferrocarril al inicio de su viaje de novios, y cómo describe el acompañamiento de invitados mostrando una agudeza total para mostrar las diferencias sociales existentes.
El libro se me ha ido entre las manos por la delicia que suponía su lectura porque expresa una realidad a través de los actos sencillos que producen simplemente un viaje de novios un poco especial.
En la biográfica de Pardo Bazán dice que fue una gran impulsora del naturalismo emparentado con el realismo y basado en reproducir la realidad con objetividad documental en todos los aspectos, tanto sublimes como vulgares, y yo diría que en esta obra suya lo refleja porque la sociedad española del siglo XIX queda bien patente.
La novia joven provinciana educada por el cura y el médico  aparece como una mujer virtuosa, bondadosa y al mismo tiempo víctima de una sociedad de clases, respecto a las mujeres, donde ella es la provinciana que no tiene cabida entre las mujeres distinguidas, ambientes a los que después de casarse podría frecuentar. No es capaz de moverse con la soltura necesaria y siente sería motivo de burla…
Su misión es cuidar a su padre, a su marido, a los enfermos y tener hijos … pero la vida le sorprende y descubre que puede ser capaz de vivir de otra manera, de enamorarse… Y así surge en ella un verdadero dilema aunque la sociedad represiva en la que se desenvuelve,  se encarga de ponerla en su sitio.
 
*Reseña: Juana Ferrer

Comentarios