Reseña del relato: Dimensiones


La carretera estrecha con rigidez sus arcenes mientras Doree, ocupando uno de los asientos del autobús que transita por el frío asfalto hacia los cauces del Támesis, se reafirma en esa complicada lucha de reconstrucción de sí misma y de su escalofriante y atroz dolor, separando su trágico pasado anexionado poderosamente todavía a un presente que quiere saber afianzarse, discurriendo ajeno al vértigo que le incita a hacer malabares para no perder el equilibrio en esa cuerda floja que define sus horas. Él vació por completo su casa, dejando los armarios y los cajones ausentes de las prendas sin retorno de otro tiempo, y desencajados del espacio en el que habitaban, llenando a Doree de una insufrible desolación que solo logrará superar quizás, en el instante en el que un renacido aliento le regale aire oxigenado sobre la dureza del pavimento.

“Dimensiones” nos proyecta una terrible realidad surcada de graves carencias. Con un lenguaje directo y extremadamente intenso, la autora nos introduce en los pensamientos de la protagonista de una forma contundente, mostrándonos sus debilidades y sumisión absoluta hacia su marido, así como sus miedos y pesares más arraigados. El relato consigue situarnos enfrente de situaciones muy dramáticas, confrontándonos cara a cara con uno de los rostros más cruentos, estremecedores y descontrolados derivados como consecuencia de la violencia de género, desatada en torno al personaje principal y componiendo una dimensión narrativa todavía sin explorar en profundidad dentro del casillero que abarca el puzle literario.
Título de la obra: Dimensiones (Relato incluido dentro del libro: Demasiada felicidad)
Autora: Alice Munro
*Reseña: Raquel Victoria    

Comentarios