Entrevista literaria a Pilar Laura Mateo


¿Qué sientes al escribir?
Esa es una pregunta muy difícil de contestar. Escribir es una forma de expresarse, de alimentar tu propio mundo y de buscar tus propias respuestas, solo que en vez de hacerlo de forma mecánica o lógica, la persona que escribe lo hace fabulando. No sé, la verdad es que no sé decir con exactitud lo que siento al escribir, alegría, pena, entusiasmo, sorpresa… A veces me reflejo en los personajes, me expreso con ellos, otras, en cambio, los odio un poco, pero con todos he aprendido algo. En definitiva, escribiendo me siento viva.
   
Las mujeres escritoras han avanzado mucho en los últimos años, pero ¿piensas que aún les queda bastante camino por recorrer?
Lo que pienso es que nos queda bastante camino por recorrer a todas las mujeres y que, aunque es cierto que en algunos aspectos como la formación hemos avanzado mucho, el actual espejismo de la igualdad ha conseguido ralentizar ese avance. En cuanto a las escritoras, pues es lo mismo. Hoy tenemos un importante número de ellas y, por cierto, de gran calidad, pero la verdad es que su peso todavía es escaso en las altas esferas culturales. Muchas gozan de gran éxito entre el público lector y sin embargo esto no está suficientemente reconocido ni por la crítica especializada ni por las instituciones. En esos ámbitos siguen estando poco representadas, cuando no, ninguneadas o invisibilizadas.
 
¿Con qué género literario te encontrarías más incómoda al escribir?
Nunca lo he pensado, pero creo que me resultaría muy complicado escribir una historia gore.
 
¿Crees que la literatura femenina es capaz de abordar temas poco reflejados en la literatura masculina?
De hecho ya lo está haciendo. Indudablemente la mirada femenina abre caminos porque su experiencia vital aporta otra perspectiva a casi todo. Pero además hay temas cruciales para la sociedad como el de la maternidad, poco tratado por la literatura tradicional, y otros, como la relación íntima entre mujeres, a los que las escritoras están dando una mayor profundidad y sutileza.
 
¿Por qué crees que la literatura femenina habitualmente no refleja la búsqueda de poder por parte de las mujeres?
No hemos sido educadas para eso y por tanto no forma parte de nuestro ideal como mujeres. Se nos ha hecho ver que sólo podíamos aspirar al poder a través de un hombre, que éramos incapaces de conseguirlo por nuestros propios méritos y erradicar esa idea de nuestro psiquismo no se hace de la noche a la mañana. Aparte de eso, yo creo que en los personajes femeninos de las escritoras sí que se refleja la búsqueda del poder, aunque no sea el económico o de obtención de cargos, sino lo que llamamos un “empoderamiento”, un poder de sí y para sí mismas. En mi opinión, la mayoría se muestra instrospectiva a la hora de escribir porque lo primero para ellas es construir una imagen femenina propia, una imagen que no provenga de ningún estereotipo creado por los hombres.
 
¿Y el tema del trabajo? Porque, aunque la mujer se ha incorporado al mundo laboral y profesional, tampoco en la mayoría de sus novelas aparece como una prioridad.
Pues es lo mismo. Parece que en las novelas escritas por mujeres tenga menos importancia que otras cuestiones como los sentimientos, sin embargo esto puede resultar engañoso. Hay quienes dicen, que las mujeres sentimos lo profesional como algo secundario en nuestras vidas, pero yo me inclino a pensar que aún no nos ha dado tiempo a tratarlo como se merece (aunque todo llegará) porque ahora estamos demasiado ocupadas en construir todo aquello que nos ha sido hurtado o cercenado.
 
¿La utilización de la memoria es común en el lenguaje literario femenino? Si es así ¿Por qué crees que lo es?
La memoria es desde siempre un recurso indispensable para la literatura. Grandes autores como Marcel Proust han hecho de la memoria el fundamento de su escritura. Lo cual es lógico ya que es una de nuestras capacidades más asombrosas, nos permite saber quiénes somos y qué son los demás para nosotros, es la argamasa que da unidad a nuestro discurrir. Por tanto creo que no tiene nada de extraño que las escritoras recurran a ella para mostrar su propia experiencia e idea sobre el mundo.

 
*La escritora Pilar Laura Mateo responde a las preguntas del Club de lectura Palabra de Mujer.

Comentarios